Series de España Wiki
Advertisement
Artículo

Alba Recio Escobar
Alba.PNG

Serie: La que se avecina
Sexo: Femenino
Masculino (anteriormente)
Frase: Jurasica, Neandertala, Pleistocénica!!! (A su padre, Antonio Recio , cuando estos discuten o él la insulta)
Ocupación: Pastelera (actualmente)
Pescadera (anteriormente)
Empresaria (anteriormente)
Wendding planner (anteriormente)
Dueña de la Iglesia Alternativa(anteriormente)
Monja (anteriormente)
Familia: Antonio Recio (padre)
Berta Escobar (madre)
Eugenio Escobar (abuelo fallecido)
Pilar (abuela)
Violeta Recio (tía)
Mariano Recio (abuelo adoptivo fallecido)
Encarna Matamoros (abuela adoptiva fallecida)
Bartolomé Recio (bisabuelo adoptivo fallecido)
Teresa (bisabuela adoptiva fallecida)
Sor Pepita (abuela biológica)
Padre Manrique (abuelo biológico fallecido)
Toñín Recio (hermano)
Kevin (ex-novio)
Hakim (ex-marido)
Leonardo Romaní † (ex-novio fallecido)
Teodoro Rivas (ex-marido)
Amador Rivas (ex-cuñado)
Ramón Rivas (ex-suegro fallecido)
Justiniana Latorre † (ex-suegra fallecida)
Enrique Pastor (ex-pareja)
Ongombo (ex-padrastro)

Padre Alejandro (ex-novio)

Alba María Recio Escobar (anteriormente conocida como Álvaro Recio Escobar) es un personaje episódico de La que se avecina en las temporadas 1, 2, 3 y 8 y principal desde la 9 hasta la 12. Es la hija transexual de Antonio y Berta. A lo largo de la serie ha sido interpretado por diferentes actores: en la primera temporada fue interpretado por Eduardo Espinilla, en la segunda y tercera temporada lo interpretó Sergi Ruiz, mientras que en las temporadas 8-12 lo interpreta Víctor Palmero.

Biografía[]

Alba (al principio conocida cómo Álvaro) es la hija de Antonio y Berta. Como Álvaro, fue enviado a un internado de Irlanda después de que sus padres vendieran su piso en el centro. Aparece por primera vez en el cuarto episodio de la primera temporada, donde se hace amigo de Fran y donde tiene una personalidad un tanto rebelde con gusto por las chicas, personalidad que oculta a sus padres haciéndose el niño bueno.

En la segunda temporada, su personalidad da un giro de tuerca al mostrarse más maduro y revelando que es gay (ya que por aquel entonces Alba se identificaba con el género masculino). Álvaro no tolera que sus padres la pongan siempre en ridículo cuando tiene un plan de pareja con otro hombre (ya que sus padres son homófobos y consideran la homosexualidad como una enfermedad), y siempre tiene que aguantar los comentarios jocosos de su padre Antonio solo por querer casarse con una persona de otra raza.

En la octava temporada, su personalidad da otro giro de tuerca al presentarse como Alba, una mujer. En esta etapa, Alba ya se comporta como toda una mujer llegando a molestarse cuando se le trata aún como un hombre. Al igual que en sus anteriores apariciones, también se muestra bastante en contra de las opiniones homófobas y transfobas de su padre Antonio, llegando a animar a su propia madre para que se fugue con Araceli para ser feliz en lugar de volver a casarse con Antonio.

Historia[]

Primera temporada[]

Su primera aparición fue como Álvaro en el episodio de la primera temporada "Un moroso, un secuestro y un armario en el rellano". Vino desde el internado en Irlanda para pasar unos días con sus padres durante sus días libres. Nada más llegar a Montepinar, conoció a Fran de quien se hizo amigo enseguida. Ambos salieron de fiesta por la noche para conocer chicas, pero terminó emborrachándose, de modo que Fran y sus padres dejaron que durmiera en su casa para ocultarla de los Recio.

En mitad de la noche, Álvaro se despierta y le sugiere a Fran que vuelvan a irse para ligar con una chica, pero la segunda salida se les va de las manos y para cuando vuelven se dan cuenta de que sus padres creen que lo han secuestrado. Aprovechando la situación, Álvaro convence a Fran de fingir su secuestro con ayuda de Maxi para evitar una bronca y ganar dinero para la scooter de Fran. Sin embargo, una vez que son pillados, Álvaro miente diciendo que todo fue idea de Fran, librándose así de la bronca de sus padres se enfadaron. Tras ello, volvió a Irlanda.

Segunda temporada[]

Su segunda aparición, también como Álvaro, fue en el episodio de la segunda temporada "Alcohol, langonstins y el cornudo de España". Tras comenzar sus vacaciones, Álvaro vuelve a España al saber de que su padre ha sufrido un ataque de ansiedad. Una vez en casa, les comunica que ha traído a un amigo del internado: Kevin. Al tiempo, Berta pilla a Álvaro y a Kevin besándose en el dormitorio. Álvaro entonces le confiesa que es gay (ya que por aquel entonces se identificaba como hombre) y que Kevin realmente es su novio, cosa que disgusta a Berta. Tras saberlo Antonio, este se muestra bastante negativo por el hecho de que sea gay, sobresaltándose al saber que Álvaro pretendía casarse con Kevin. La homofobia de Antonio terminó enfadando a Kevin, de modo que terminó rompiendo con Álvaro.

Para hacer las paces, Antonio decidió llevar a Álvaro y Kevin a la cabalgata del Día del Orgullo Gay en la caravana de Maxi decorada como si fuera una carroza, lo cual avergonzaba a Álvaro a pesar de que Kevin se estaba divirtiendo. Tras hacer las paces con su padre, Álvaro se fue a Ibiza con su novio Kevin. Tras ello, Antonio decidió retirarla del internado de Irlanda para "curar" su homosexualidad.

Tercera temporada[]

En su tercera aparición, aún como Álvaro, se produce en el episodio "Una diva, un faisán y un piso que cuesta un riñón", Álvaro llama por teléfono a sus padres para decirles que ha roto con Kevin, que quiere ir a la universidad y que quiere casarse con alguien de quien se ha enamorado. Esto alegra temporalmente a sus padres al pensar que había dejado de ser gay, pero se disgustan al ver que con quien quiere casarse es con su nuevo novio árabe Hakim, a quien conoció en la playa cuando este desembarcaba de su yate.

Durante una cena, Álvaro tuvo que volver a soportar tanto la homofobia como el racismo de su padre, ya que Antonio pensaba que llegó a España en patera y que solo quería casarse por los papeles, de modo que Hakim se enfada y se va. Alba aclara a sus padres que Hakim no es un inmigrante ilegal, sino el hijo de un maharahá. Una vez se soluciona todo salvando la relación, Antonio y Berta aceptan que los dos se casen y revelan que han llamado al padre de Hakim para que asistiera a la ceremonia. Alba les dice que para él sería una ofensa ya que en el país de donde procede Hakim la homosexualidad es un delito que se penaba con cinco años de prisión y tratamiento de hormonas para deshacer ese gusto.

Para evitar que el padre de Hakim se enfadara sin cancelar la ceremonia, Antonio decide que Judith se hiciera pasar por su hija para que se casara con Hakim, pero poniendo el nombre de Álvaro en el registro. Sin embargo, a pesar de que incluso Hakim estaba de acuerdo con la idea, a Álvaro no le gustaba nada el plan, enfadándose con sus padres y con Hakim, diciendo que lo único que les importaban eran el dinero y las apariencias.

Finalmente, durante la ceremonia, Álvaro aparece un momento y mira a Hakim antes de irse. En ese momento, Hakim detiene la ceremonia y corre hacia Álvaro para besarle, revelando públicamente su homosexualidad y reconciliándose.

Cuarta a séptima temporada[]

Álvaro no vuelve a aparecer en ningún momento de la serie, limitándose a ser mencionado de vez en cuando por sus padres o por Izaskun. Se da a entender que vive en Ibiza con su novio Hakim, sin tener ningún tipo de contacto con sus padres debido a que está enfadado con ellos. En un comentario, Berta dio a entender que ni siquiera llegó a saber que sus padres terminaron divorciándose.

Durante esta ausencia sin embargo, su padre Antonio dejó bien claro que ha repudiado a Álvaro por homosexual, llegando a centrarse en el otro hijo que tuvo con Nines para dejarle la empresa de Mariscos Recio y llegando a otorgarle las escrituras del 1º A, piso que originalmente iba a pertenecer a Álvaro.

Posteriormente se termina revelando que sí mantuvo contacto con su madre Berta llegando a revelarle que ya no se identificaba con el género masculino, sino con el femenino, por lo que ahora era una mujer llamada Alba. Tras ello, terminó rompiendo con Hakim debido a que éste quería ponerle un burka, ganándose la vida como repostera con el objetivo de abrir algún día su propio negocio.

Octava temporada[]

Su cuarta aparición se produce en el episodio "Un libro guarro, una loba herida y un pifostio medieval", como Alba. Se presenta a tiempo para asistir a la boda de sus padres. Cuando su padre Antonio rechaza el que su hijo sea ahora una mujer, Berta le exige que se lleve bien con su hija debido a que la invitó para ser dama de honor. Durante la cena, Alba comienza a mencionar cosas acerca de su nueva vida como mujer y de su objetivo como repostera, y en un momento, Berta le propone atender en la pescadería.

Alba le cogió rencor a su padre debido a lo que paso con su ex-novio moro, que lo intentaron casar con Judith.

En la pescadería, Berta le revela a Alba que tiene dudas acerca de casarse y sobre su anterior relación con Araceli. Alba le recomienda dejar a Antonio e irse con Araceli. Al tiempo, Leo pasa por delante y ambos se enamoran a primera vista, llegando a quedar con él cuando Leo fue a verla junto con su grupo de leones.

Al día siguiente, Alba se corta un dedo al enterarse sorprendida de que su propia madre había estado con Leo. Al perder mucha sangre, Leo la acompaña al hospital y allí termina descubriendo por parte de Antonio que Alba es transgénero, de modo que Leo corta con ella. Enfadada por romper su relación, Alba le menciona a su padre que Berta tiene dudas acerca de casarse o no.

En la boda, Alba se presenta a los vecinos como una amiga de la familia, y antes de que Antonio y Berta se reconciliaran y decidieran continuar con la boda, Leo besa a Alba y le dice que le da igual que sea trans. Tras la boda, Antonio les presenta a todos sus vecinos sin problemas a su hijo Álvaro como su nueva hija Alba, mientras que esta presenta a Leo como su novio.

Novena temporada[]

Durante un viaje en pareja con Leo, Alba le regala un salto en paracaídas, pero cuando estaba saltando, el paracaídas no se abre y Leo muere al caer al vacío. Alba, con una fuerte depresión, empieza una relación sentimental con Teodoro Rivas, el hermano de Amador, con quien se casa y Berta lo pone a trabajar en la pescadería a regañadientes de su esposo, Antonio, quien no traga a su yerno. La ira del mayorista de pescado congelado asciende a un mayor nivel cuando su hija le pide 20.000 euros para pagarse su operación de cambio de sexo, efectivo que Antonio no quiere darle pero que Berta siempre está presionándolo para que acepte la situación de su hija. Finalmente, Alba consigue cambiarse de sexo, aunque de nada le sirvió, porque Teodoro decidió cortar con ella al no gustarle cuando hicieron el amor en Navidad, dejando a Alba triste y sola, aunque parece que está sintiendo algo por el cincuentón mejor amigo de su padre, Enrique Pastor. 

Décima temporada[]

En esta temporada empezó a salir con Enrique, después de que ambos sintieran cosas tras el beso del tercer episodio.

En los primeros momentos de su relación la llevaron en secreto, ya que no estaban seguros de que su relación fuera por un camino sólido. Berta fue la primera en descubrir que ambos eran novios, ya que los pillo en el garaje en actitud romántica, la cuál advirtió de que su relación no iría por buen puerto cuándo Antonio la descubriese.

Durante esos episodios, Berta estuvo encubriendo la relación de ambos dejandole su casa para que se vieran; sin embargo, vinieron los inconvenientes, cuándo Antonio volvió a sospechar de que Berta estaba con Enrique, puesto que vio un mensaje de suyo (el cuál hablaba a Berta sobre Alba) que hizo que pensase eso. Tras esa escena, hubo una junta, en la cuál Amador iba a anunciar quien era el fornicador del trastero, y (tras dar una introducción) acabo diciendo que Alba y Enrique eran los acusados. En ese momento, Enrique confeso de que era el novio de Alba, cosa que hizo a Antonio se pusiera muy triste en la junta y se fuera al columpio.

En el episodio posterior, Alba le dijo a Enrique que quería montar un negocio de cupcakes en el mismo lugar donde estaba el Max & Henry, cosa que a él no le convencía mucho; sin embargo, al final llego a convencerle en parte y creó en el local El Rinconciti de Alba.

Antonio (el cuál, estaba muy disgustado con ambos) decidió crear la Marisqueria Cabaret para intentar hacerle la competencia a ambos, contrató a Lola (para que hiciera el número de su madre) y a las empleadas de Alba (por lo cuál, hizo que Alba se enfadara con ellas y las echara del local). Alba vió que no venia nadie y por ello, fue al restaurante de Antonio a criticar a sus clientes por no ir a su negocio; después, se enfadó con Antonio y le dio un puñetazo en el ojo. Berta intento convencerle para aceptar la relación, y Antonio aceptó, aunque dijo que le iba a costar.

En el episodio 8, Antonio estuvo en el Bajo B con ambos para intentar seguir acercándose a Alba, sin embargo, empezó a estar incomodo cuándo Enrique y Alba empezaban a besarse y abrazarse en su casa, en un museo y en una de las juntas. Tras que ambos fingieran tener relaciones sexuales hablando alto y haciendo gestos, a Antonio le disgustó mucho lo que escuchó, y (por ello) se fue al 1ºC.

Undécima temporada[]

En esta temporada, Enrique y Alba empezaron a tener problemas en su noviazgo, ya que (cada uno) tenia ideas diferentes de cómo llevar la relación. Enrique cometió varias faltas de cariño durante su relación: como utilizar a Alba para que pagara ella el IBI en vez de él o cancelar la promesa del viaje a París.

En el episodio dónde algunas mujeres del edificio jugaron al fútbol, Alba jugó con ellas en los partidos y obtuvo muy buenas criticas, ya que había sido la que más goles seguidos había marcado. Cuándo iban en buen camino, Antonio habló con el arbitro y le dijo que la número 5 era una transexual; lo cuál, hizo que la descalificaran y el equipo empezara a no jugar tan bien.

Cuándo le dieron permiso a Alba para poder jugar, ella dijo que no lo haría; ya que (según ella) ya la habían humillado bastante, y por ello, ella se quedo en el catering de la boda. Luego vino Antonio y le dijo que decir que era transexual era un plan suyo para que la iniciativa de Menchu no saliera adelante y le confeso que le gustó mucho cómo jugaba al fútbol. Ella fue al partido a jugar, pero no pudo, ya que estaba Amador jugando en su lugar.

Al enterarse de que Antonio se quedo en coma, tanto su madre cómo ella acabaron desmayándose. Durante algunos días, Enrique y ellas hicieron algunos sacrificios para que Antonio se recuperase lo antes posible; sin embargo, Enrique empezaba a cansarse de hacerlos, ya que creía que eso no arreglaría la situación de Antonio. Tras aguantar los sacrificios, estar hambriento, subir una cruz por una montaña, y llevar un alambre de espino en la cabeza, Enrique renunció a los sacrificios. En la siguiente escena, Alba termino la relación.

Ella intentó entrar en un convento, pero no pudo, ya que por su condición de transexual no fue aceptada en esa iglesia. Tras salir triste por no poder entrar, Berta escuchó lo que le dijo de Sor Pepita y ella le confesó que esa mujer era su abuela y tras ese momento, Alba enfadada hablo con ella y le confesó de que sabia quien era y que haría protestas para poner entrar.

Posteriormente, entró; sin embargo, no lo tuvo muy fácil, ya que algunas monjas le intentaban dar tareas con bastante complicación y le hacían el vació por su condición. Tras ese momento, las monjas que estaban a favor de ella, le dijeron que intentara ocupar el puesto de Sor Pepita; en principio no podía, ya que (según Alejandro) tendría que estar 7 años para obtenerlo, exceptuando que tuviera una dispensa. Posteriormente, la recibió y fue nombrada madre abadesa por 13 votos a favor; sin embargo, no le duro mucho el puesto, ya que uno de los sacerdotes pilló a Alejandro y a ella dándose un beso y les acabaron echando.

Después, montaron su iglesia alternativa, dónde unas cuantas personas fueron; en un principio, no les gustaba mucho la idea a esas personas, ya que las lecturas no les parecían muy interesantes. Entonces, decidieron dar mensajes con toques de piano, bailes y canciones, lo que hizo que les gustase mucho a sus espectadores.

La que fue subordinada de Sor Pepita durante 30 años, le dió a Alba las cartas y las fotos que su abuela le mandaba al sacerdote para que la echaran de la iglesia; cosa que, al final, sucedió.

Duodécima temporada[]

En esta temporada, se ve que esta algo enfadada a Rosana (la prostitura), por echarle parte de la culpa de que su padre fuera atropellado. A pesar de saber que no fue con mala intención.

Alba siguió su relación con Alejandro; sin embargo, ambos tenían que intentar fingir que no vivían con Los Recio, ya que si Antonio se enterase, no lo permitiría. Berta les dejo entrar a dormir sin que él se enterarse; pero, acabo haciéndolo, ya que escucho ruidos en la habitación de al lado y descubrió a Alejandro y a Alba teniendo sexo. Berta dijo de que si se iban ellos, ella también, por lo que se quedaron.

La relación de ambos acabó en el octavo episodio, ya que Alejandro confesó a Alba de que un poquito gay si que era , ya que ella se enteró (por Fermín) que estuvo con el exorcista en la cama abrazado a él y le pidió una explicación.

En el episodio 9, Berta le dijo que después de casarse le fue infiel a Antonio con Manolo, un día que le arreglaba los azulejos a ambos en uno de sus pisos anteriores. Con esto, Alba fue a hablar con Manolo y quedó encantada con sus hijos y con él, ya que le parecía un familia muy ideal. Después de que Manolo besara a Alba, ella le dijo que su objetivo era hacerse una prueba de paternidad, cosa a la que se negó. Finalmente, tanto Antonio cómo ella se hicieron la prueba y el resultado fue que eran padre e hija.

Antes de hacerse el cambio de sexo, dejo espermatozoides congelados, por si algún día podría tener descendencia. Entonces, ella pensó a que mujer elegir para que fuera la madre de sus hijos y la elegida fue Raquel, a la que preguntó si quería ser madre con esa muestra, cosa que ella aceptó. Alba insistió demasiado en las recomendaciones que daba el doctor en el embarazo, llegando a ser demasiado estricta con las normas, debido a su deseo de compartir el embarazo, cosa que a Raquel no le gustó. Raquel también hace algo mal, que es que se enrolla con un atractivo ciclista llamado Oscar, y Alba sabe bien que si esa relación triunfa pierde a su hijo y el padre será Oscar. Tras muchas discrepancias entre ellas y que su relación empezara a ir por un camino inadecuado, Raquel pidió una orden de alejamiento para Alba. En el décimo sexto episodio, cuándo estaban en el búnker de Antonio, ambas se pidieron perdón y Raquel la retiró.

Apodos[]

  • Cuñi (por Amador)
  • Travelo (por Amador)
  • Travesti bollera /Aberración humana/Adefesio/ Travesti loca/ Demonio con peluca/ Engendro genético (por Antonio)
  • Moza/Princesa (por Teodoro)
  • Pastelito/Galletita (por Enrique)
  • Alba María (por Berta)
  • La peluquitas (por Amador y Yoli)
  • Esperpento (por doña Fina)
  • Engendro maligno (por Sor Pepita y por Antonio en el 9x06)
  • Mariquita (por Sor Pepita)

Galería[]

Trivia[]

  • Fue la única mujer en la vida de Teodoro en aguantar sus ligueteos. Posteriormente Teodoro sintió romanticismo por primera vez.

Importancia[]

Entre sus historias más importantes se encuentran: Revelar ser homosexual y luego resultar ser transexual, entablar una enemistad con su padre debido a su condición, comprometerse con Leonardo Romaní justo antes de que falleciera, y casarse y divorciarse con Teodoro Rivas.

Advertisement