Series de España Wiki
Advertisement
La que se avecina.jpg
La que se avecina.jpg
Temporada
Cuarta temporada
Número del episodio
4x07
Fecha de emisión
30 de junio de 2010
Número de espectadores
2.413.000

Unos hongos, una pitonisa y un espíritu errante es el séptimo episodio de la cuarta temporada de La que se avecina y quincuagésimo de la serie.

Argumento[]

Obsesionado con desenmascar al misterioso amante de su mujer, Antonio centrará sus sospechas en Enrique. Sin embargo, el mayorista de marisco congelado ignora que la mujer con la que el concejal de Juventud y Tiempo Libre del Ayuntamiento ha pasado la noche es Judith. A pesar de la noche de pasión vivida por la pareja, a la atractiva psicóloga le asaltan las dudas sobre su incipiente romance con su vecino.

Tras la muerte de su amiga Balbina, Izaskun hereda una gran fortuna. Para poder gastarse el dinero sin levantar sospechas, la anciana asegura a los residentes de "Mirador de Montepinar" que la fallecida es Mari Tere, quien en realidad se encuentra de viaje. Cuando ésta regresa poco después al complejo residencial, se produce un gran revuelo.

Por otra parte, contratan a Estela para ejercer de vidente en un programa nocturno. Al ver la reacción de la audiencia, Lola le propone a Estela montar su propia consulta en casa. Ella acepta, pero los vecinos no están muy conformes con el negocio aunque le piden que ahuyenten al fantasma de Mari Tere porque Berta y Goya la han visto por el edificio. Estela acude a la casa de las viejas teniendo la mala experiencia de hablar con los muertos y deja el mundo del tarot.

Curiosidades[]

  • Este es el primer episodio dónde Enrique y Judith tienen sexo mutuamente.

Imágenes[]


Advertisement